viernes, 23 de noviembre de 2007

LA TARTA DE CHOCOLATE

Esta tarde, como llovía y no podíamos ir a jugar al parque, Nico y yo hemos decidido hacer una tarta de chocolate. Sí, sí, de esas tan facilitas en las que no hay que cocinar, porque es de galletas. Y se hace así: coges galletas rectangulares, las mojas en leche y las colocas en una fuente pegaditas unas junto a otras todas las que quepan, y luego pones encima una capa de crema de chocolate, la que más te guste. Después otra capa de galletas y otra de chocolate, otra de galletas y otra de chocolate. Así varias veces, y ya está. Y además de fácil es genial, porque la puedes hacer con la forma que quieras.

A mí se me ocurre hacerla imitando un castillo, con cuatro torreones, uno en cada esquina, que es muy sencillo y queda resultón. Pero Nico se empeña en hacerla con forma de guarida de Superman, que es una cueva en el Polo Norte como con trozos de hielo, y estalactitas y estalagmitas, que son esa especie de columnas picudas que están el techo o en el suelo.

"¿No es un poco difícil?", le pregunto yo. "Nooo... qué vaaa...", me contesta él. Así es que se pone a intentar darle esa extraña forma, y el resultado es... Que al cabo de un rato tenemos una tarta, sí, caída toda de medio lado. Pero nos la comemos igual. ¡¡¡Y es que ha quedado de rica!!!

2 comentarios:

Susana dijo...

Daniela me gustan mucho, mucho tus libros y a mis amigas tambien ¿cuantos hay?

Daniela Malospelos dijo...

Susana, ya hay seis libros que están esperando a ser leídos. ¡Que te diviertas mucho con ellos!