martes, 17 de mayo de 2011

MARLÉN LA HECHIZADORA DE DRAGONES, UNA NUEVA AMIGA PARA DANIELA MALOSPELOS

¿Tú dragón quema tus juguetes favoritos? ¿Crea tormentas con sus alas en mitad del salón? ¿Está volviendo locos a tus padres? Pues entonces es un caso para la Hechizadora de Dragones. Porque sólo ella te puede ayudar.
.
Y es que Marlén es una Hechizadora de Dragones, es decir una persona que ama a los dragones, que les entiende y que consigue que puedan convivir como mascotas con los humanos. Y por eso en este caso, junto con su dragón “Papito” y su amigo Sam, se tendrá que enfrentar a unos extraños sucesos que están pasando en el castillo en el que viven. ¿Será un brujo inventor que se ha vuelto loco? ¿Será un antiguo encantamiento olvidado? O quizá haya otra explicación
.
autora: Paloma Puya
editorial: Compañía Oriental de la Tinta

4 comentarios:

Clara dijo...

¡Vaya! Parece cosa de sorpresa que precisamente te gusten tanto los animales y los protagonistas de otro libro-colección, sean una niña y su dragón. Los dragones son viejos seres mitológicos, pero ¿este libro está situado en la vida moderna o en la Edad Media? Sin embargo, ¿SEGUIRÁS escribiendo libros de Daniela Malospelos? Sería una verdadera pena que ya no hubiera aventuras tan divertidas como en esos libros. No digo que el "nuevo" no sea divertido (que seguramente lo es), pero yo ya me he acostumbrado a leerme cada x tiempo un libro de Daniela; lo mejor es la gran curiosidad y emoción sobre el tema del que irá el libro. Ahora, (estos días), me estoy leyendo un libro llamado "La expedición de los libros", muy divertido, en el que una biblioteca particular (de una familia) está viva. Todos los libros pueden andar, hablar y pensar o razonar. Descubren que su "familia" se ha mudado a la Gran Ciudad (así, en mayúsculas el nombre de la gran ciuadad, porque no conocen otra). Se supone que vivían en el campo, pero deciden mudarse. Los libros buscan la manera de hacerlos volver, y sobre todo, que no vendan la casa de campo, que se supone ya está en venta.Bueno, ya he escrito bastante.Hasta pronto, muchos besos, Clara.

Daniela Malospelos dijo...

¡¡¡Pues claro que siguen las aventuras de Daniela Malospelos!!!

Pero es que el mundo de Marlén la Hechizadora de Dragones es genial, y merece la pena contarlo. Vive en un castillo de aspecto medieval, pero lleno de torreones en el que en cada uno de ellos vive una familia, y tienen televisiones, ordenadores y hasta tablas de monopatines para hacer skate, ¡y los dragones son de tamaño pequeño, y resultan que son sus mascotas!

clara dijo...

He tenido una gran idea: en la clase de Lengua, nos han mandado hacer (más bien inventar), una entrevista a un autor de libros famoso. Se me ha ocurrido ¿por qué inventármelo si puedo preguntarlo directamente como si fuera realmente una entrevista? La única persona "disponible" eres tú. ¿Qué te parece? A las de mi clase les encantaría. Si te gusta la idea, respóndeme a estas sencillas preguntas que a mi madre y a mí se nos han ocurrido:
- ¿Cuándo empezaste a publicar
libros?
- ¿Por qué te dedicaste al
público "juvenil"?
- ¿De dónde te viene tanta
inspiración?
- ¿Tienes algún proyecto para
el futuro? Por ejemplo,
escribir novelas u otro tipo
de libros.
- ¿De pequeña ya te gustaba
leer o escribir "cuentos"?
Con esto ya sería suficiente para una "mini entrevista" en el cuaderno de Lengua.¡Gracias!
Cambiando de tema, espero encontrar pronto en alguna librería tu nuevo libro,¡qué ganas tengo de leérmelo después de lo que me has contado! Hace mucho que no me leo uno del estilo. El primer cuento que me inventé fue un comic sobre una hoja que estaba viva, y la mayoría de la historia se basaba en ¡Ohhhs! y ¡Ahhhs!
Jejeje. Se me ocurrió a los seis años, más o menos, y durante años estuvo desaparecida. Incluso me inventé un autógrafo original del "personaje" de la historia, la hoja "Hoja". Hasta muy pronto, besos, Clara.

Daniela Malospelos dijo...

Hola de nuevo, Clara. ¡Por supuesto que te responderé a tu mini entrevista! Pero mejor mándame un mensaje a danielamalospelos@gmail.com y te respondo. Ah, y no hace falta que me mandes otra vez las preguntas, que ya las tengo. Besos, Paloma.